Miel de España

Comprar Miel Cruda, Miel Pura, Miel de España, Miel de Calidad, Miel Artesanal

Miel cruda, es decir, que no ha sufrido ningún proceso de calentamiento ni pasteurización, usados en la industria apícola para evitar la miel cristalizada.

Miel pura, sin filtrados que eliminen el polen casi en su totalidad y suprimiendo con ello muchas de las propiedades de la miel.

Miel de España, porque solo trabajamos con apicultores españoles que cumplen con todas las normativas establecidas para asegurar que la miel que comercializamos es Miel de Calidad.

Miel Artesanal resultado de siglos de tradición de la apicultura en España y que garantizan la calidad y el sabor de siempre.

Efectos sobre la salud atribuidas a la miel

Antibacterianas, antisépticas, antimicrobianas:

Tradicionalmente se ha usado en aplicación tópica en el tratamiento de pequeñas heridas y quemaduras, como las producidas por el sol, y mejora el aspecto de la piel en procesos infecciosos como el acné. Recientes estudios han demostrado que su bajo contenido en agua, su pH ácido (3,5 aproximadamente) y la presencia de ácidos orgánicos y enzimas inhiben el crecimiento de microorganismos y su alto contenido en azucares acaba con las bacterias.

Antiinflamatorias:

Calma el dolor, reduce la hinchazón y mejora la circulación.

Antioxidantes:

Sus propiedades antioxidantes parecen provenir de su contenido en ácidos fenólicos, flavonoides, carotenoides y ciertos minerales y vitaminas. Estos componentes inhiben la acción de los radicales libres sobre las células, moléculas que se relacionan con el envejecimiento y el deterioro de la salud.

Anticatarral y antitusivo:

En la medicina tradicional es un remedio muy popular para tratar los síntomas de las infecciones respiratorias y de garganta, gripes y resfriados. La miel actúa como antioxidante antiviral, antimicrobiano y antiinflamatorio. Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) se refiere a la miel como un tratamiento potencial contra la tos y los catarros.

Energizante:

Fuente de energía 100% natural. Su alto contenido en carbohidratos, en concreto en azúcares simples fructosa y glucosa, y el hecho de que se metabolice con rapidez proporciona energía inmediata a nuestro cuerpo y cerebro. Es muy común el consumo de miel por deportistas, tanto antes o durante el ejercicio para aumentar potencia y resistencia, como después como reconstituyente. Pero también es recomendable su consumo en determinadas épocas de año en las que tendemos a sufrir astenia como primavera u otoño, para niños en etapa escolar, trabajadores que realizan esfuerzo físico, personas mayores, personas con una fuerte carga intelectual y en general cuando sentimos estrés, fatiga o agotamiento psicofísico.